Campeonato Ecuatoriano|19 abril, 2013 10:18 | 906 Leídas

Con sed de victoria

Trabajo. La plantilla de Universidad Católica ensayó, a lo largo de la semana, la perfección al momento de definir.

El equipo de Jorge Célico recupera dos elementos para su revancha de hoy (20:00) ante el Deportivo Cuenca. La Universidad Católica iniciará con un equipo ofensivo, su consigna es sumar tres puntos en la capital azuaya. Este partido es válido por la duodécima fecha del torneo nacional.

Morlacos y ‘camaratas’ volverán a verse las caras, esta vez en el Estadio Alejandro Serrano Aguilar. El pasado domingo igualaron 2-2 en el ‘Coloso del Batán’.

Célico ya podrá contar con el volante argentino Facundo Martínez y el ofensivo esmeraldeño Elvis Patta. El adiestrador argentino, en la práctica de ayer, planteó un equipo ofensivo, su deseo es traerse la victoria a la capital.

Jugadores del Cuenca esperan apoyo de sus hinchas

Como ocurrió 15 días atrás, los jugadores y cuerpo técnico del Deportivo Cuenca confían en tener mucho público apoyándoles desde las gradas durante el partido de esta noche.

El técnico Guillermo Rivarola les bridaría la confianza al defensa central, de sólo 17 años, Jerry León y al joven valor cuencano Nicolás Abril (volante de 21 años), quienes debutarían en primera categoría.

El arquero argentino Marcelo Ojeda reconoció que el grupo tiene la obligación de ganar, dijo además que está fresco el recuerdo de lo que es Católica, pero con seguridad el partido será diferente.

El Dato
En la tabla de posiciones el D. Cuenca es penúltimo con ocho puntos, mientras que la U. Católica es quinto con 18 unidades.

Fuente: La Hora

“Pensar ahora en ese Clásico lindo en Guayaquil”

(EXCLUSIVO) DT Paúl Vélez: "El objetivo es ascender, no tenemos de otra"

La fecha 7 dejó algunos suspendidos

Habrá partidos de impacto en la décima jornada Serie “A”

“Kaviedes estará viajando el 17 de abril a Qatar”

Prensa argentina se refiere a declaraciones de presidente de Mushuc Runa

“Necesitábamos ubicar al juvenil en otras líneas”

Asesinos de Mónica Gordón fueron condenados a 25 años de cárcel