Campeonato Ecuatoriano|15 mayo, 2013 9:41 | 1.672 Leídas

La vuelta al Estadio 7 de Octubre

La dirigencia del conjunto de Los Ríos ya dispuso los valores de las entradas
Deportivo Quevedo volverá a jugar como local este domingo, cuando midan a El Nacional en el Estadio 7 de Octubre de la ciudad fluminense. Así se confirmó este martes en reunión de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que aprobó al escenario deportivo, que se encontraba en reparaciones.

El equipo quevedeño había actuado durante 2 cotejos como local en el Estadio Alberto Spencer Herrera, y 1 en el Estadio Capwell, habiendo cosechado 2 triunfos y una derrota. Los 3 partidos como local en Guayaquil se dieron debido a que la cancha del Estadio fluminense se encontraba en reparaciones. La dirigencia quevedeña buscó jugar en el Estadio Rafael Vera Yépez de Babahoyo, Provincia de Los Ríos; Sin embargo, el escenario deportivo no fue aprobado para encuentros de la Serie A, por lo que los dirigentes se vieron obligados a jugar como locales en Guayaquil.

Se tenía previsto con anticipación que para este juego (ante El Nacional) los quevedeños retornen a su reducto como locales, y además se esperaba que para esta jornada se utilice por primera ocasión la nueva iluminación artificial recientemente instalada para partidos en horas de la noche. Al parecer, lo último no podrá darse. Esto, debido a que la programación del encuentro está para las 14:30.

La dirigencia del conjunto de Los Ríos ya dispuso los valores de las entradas para el compromiso (General $8, Tribuna $15), y se dispuso el día miércoles una rueda de prensa para dar a conocer detalles del compromiso.

Fuente: Ecuagol

Se aleja la posibilidad de que El Nacional contrate a Vinicio Angúlo

La verdad que ver a Liga deprime. 'Sir' Paul, lo atractivo de Ponciano.

¿Por qué tuvo éxito el paro?

(AUDIO) Ribadeneira logra encauzar su modelo de gestión para D. Quito

Lojanos comienzan bien la segunda etapa empatando a los albos

Árbitros y horarios de la fecha 5

Benítez: "Estaba jugando muy mal"

El liderato de Aucas está en peligro