Fútbol Internacional|3 agosto, 2013 16:37 | 2.192 Leídas

Independiente arrancó torcido su camino a Primera División

Todo Brown festeja el gol de Fabro. Independiente lo sufre

Independiente comenzó su paso por la B Nacional de la peor manera. En el estadio Libertadores de América, el equipo de Miguel Brindisi cayó 2-1 ante el recién ascendido Brown de Adrogué. Martín Fabro, surgido de las inferiores del club de Avellaneda, abrió el marcador para el visitante en el primer tiempo, pero Daniel Montenegro anotó de penal el tanto de la igualdad. En el complemento, Matías Sproat convirtió el gol del triunfo para los de Pablo Vicó. Ambos equipos terminaron con 10 jugadores por las expulsiones de Martín Zapata y Gustavo Ruiz Díaz.

Brown no se achicó en ningún momento y salió a jugarle de igual a igual a un Independiente que ofreció poco. Buena circulación de pelota y mucha presión en el mediocampo fueron las claves de lo que finalmente terminó en victoria. Fabro se mostró muy activo desde el comienzo, asociándose con Maidana y Ruiz Díaz para presionar a la defensa local. Justamente, el ex Rojo fue el encargado de dar el primer golpe, tras una mala salida de Villalba: el volante descargó con Sproat, quien le devolvió el pase con un magnífica pared que lo dejó cara a cara con Assmann por izquierda. Fabro no perdonó y con un zurdazo cruzado anotó el 1-0.

Los de Brindisi trataron de conservar la calma pese a estar en desventaja, pero aún así sufrieron más de una vez en el fondo por las subidas de Fabro. Montenegro tuvo una chance clara a los 19 al rematar por encima del travesaño desde el punto del penal, tras una buena acción de Menéndez. Once minutos más tarde, el “10” tuvo su revancha después de una falta de Lemmo sobre Martín Zapata dentro del área, que hizo que Maglio no dudara en sancionar la pena máxima. El capitán no perdonó y, desde los doce pasos, ajustició a Giordano con un derechazo bajo al palo derecho.

Desde ese momento, los de Avellaneda fueron con más voluntad que ideas en busca del empate, con Zapata como abanderado, mientras que Brown estuvo al acecho del error del rival e intentó aprovechar los espacios de una errática defensa. Sobre el final del partido, ambos equipos sufrieron dos expulsiones importantes. Por agresión mutua y a instancias del juez de línea, Maglio echó a Zapata, el mejor del local, y a Ruiz Díaz, volante centrral del visitante.

En el complemento, Brindisi mandó a la cancha a Mancuello y a Miranda. La banda izquierda era el tema a solucionar, ya que Trejo no había hecho un buen trabajo. Sin embargo, los primeros instantes volvieron a tener a Brown como protagonista. Se jugaban apenas 3 minutos cuando Miranda envió un centro para Sproat, quien cabeceó sin marca dentro del área, pero se encontró con la increíble atajada de Assmann. El DT de Independiente siguió con los cambios ante el panorama adverso y abrió la puerta para el debut de Pisano, en lugar de Penco -de floja tarea-.

La defensa local, con Velázquez y Morel como centrales, dejó demasiados huecos que invitaron a los de Adrogué a atacar al Rojo. Y así, tras hacerle pasar varios sobresaltos, Brown volvió a pasar al frente a los 17. Fabro inició una notable jugada personal y descargó a la derecha con Barbosa, el lateral mandó el centro al área y, tras una serie de rebotes, la pelota le quedó a Sproat, quien no tuvo mucha resistencia para vencer a Assmann con un toque sutil.

Si las cosas habían sido difíciles para Independiente hasta el momento, se agravaron todavía más después del 2-1 de Brown. La última línea no hizo pie en la cancha y el visitante entró por todos los sectores posibles. No fue hasta que los dirigidos por Vicó sacaron el pie del acelerador que el local se animó a ir al frente, de la mano de un Pisano que mostró movimientos interesantes y que le dio mayor ritmo al ataque, en compañía de Montenegro y con un Menéndez que intentó hasta donde pudo.

Los intentos del equipo de Brindisi fueron en vano, ya que Brown se defendió con firmeza y construyó un esquema sólido que le permitió tener todo bajo control hasta el final del partido. Maglio dio el pitazo final para que los de Vicó celebraran una de las victorias más importantes de su historia, en su debut en la B Nacional y nada menos que ante Independiente. En tanto, el local sumó otra decepción y fue recibido de la peor manera en la segunda división.

 

Fuente: Clarín

Etiquetas: , , , ,
  • Compartir en:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Las cifras que pide Leo Messi para renovar por el FC Barcelona

Uruguay no quiere 'sapos'

Inzaghi toma las riendas del AC Milan

El mítico Maracaná cumple 64 años y lo celebra junto a los "fans" en la red

(Video) "España eliminada del Mundial de Brasil"

Bruno Martins trasladado a un hospital con conmoción cerebral

El belga Defour fue sancionado con un partido de suspensión

José Ayoví trabaja con su nuevo DT en Dorados