Fútbol Internacional|12 julio, 2013 16:06 | 1.636 Leídas

Si uno no quiere, dos no van a la guerra

El presidente Sandro Rosell y Josep Guardiola se saludan

La junta directiva del FC Barcelona no tiene ninguna intención de entrar en una guerra de declaraciones con Pep Guardiola. Las acusaciones del entrenador azulgrana fueron recibidas con sorpresa y un evidente disgusto entre la plana mayor de la junta. No esperaban esa reacción del entrenador y menos en el marco de una concentración del Bayern de Múnich en tierras italianas. También sorprendió que las hiciese pocas horas después de conocerse que el Bayern, el nuevo club de Pep Guardiola, iba a lanzarse a fichar a Thiago Alcántara, futbolista del Barça. De hecho, por la tarde en el club ya se recibieron diversos ‘inputs’ de que la ofensiva del club bávaro se iba a iniciar en breve.

Pese a esa sorpresa inicial, la táctica se consensuó rápidamente y con una consigna meridianamente clara transmitida desde lo más alto: no hay que entrar en una guerra de declaraciones con Pep Guardiola. Textualmente, uno de los directivos con más peso de la junta explicó esta situación con una frase muy gráfica: “Si uno no quiere, dos no van a la guerra. Por tanto, de guerra con Pep nada de nada”.

Es decir, que a pesar de que los altos cargos de la junta consideran que esas palabras de Guardiola le hacen un flaco favor a la institución barcelonista porque abren una polémica que puede dividir en dos a los socios y seguidores, prefieren no enzarzarse en una disputa pública con el entrenador más exitoso de la centenaria historia del club.

Básicamente porque eso ahondaría aún más en esa posible división. De hecho, lo que ha sorprendido es que Pep soltase esa bomba siendo como ha sido siempre un entrenador que ha hecho pública su vocación institucional. Es decir, que se ha mostrado preocupado por no crear públicamente situaciones de tirantez institucional y definiéndose en muchas ocasiones cuando era entrenador como “un empleado del club”.

Precisamente, de la voluntad integradora de Pep Guardiola se pone desdela junta un ejemplo que resultó paradigmático y que dio mucho que hablar en los medios de comunicación: aquella ocasión en que el entrenador aseguró, en una rueda de prensa posterior a un partido en el Camp Nou, que le entristecía la situación en la que se encontraban los ex directivos afectados por la ejecución del pre-aval tras la demanda presentada por el socio del club Vicenç Pla y el fallo judicial favorable a sus intereses.

En todo caso, el próximo lunes se podrá conocer la primera reacción pública del presidente del FC Barcelona.Y es que Sandro Rosell tenía programada una entrevista en 8tv y será entrevistado en el programa ‘8 al dia’ por el periodista Josep Cuní

Fuente: MundoDeportivo

Se retira uno de los mejores cobradores de tiros libres

El Manchester United puede vencer al Bayern de Múnich, dice Pep Guardiola

La Brazuca equipada con 6 cámaras para darle la vuelta al mundo

A Messi le pidieron un autógrafo y terminó prometiendo la Copa del Mundo

Los goleadores de cada edición del Mundial

Presidente de Honduras, envía mensaje de ánimo a su selección

'CR7' se despidió del Mundial

Ronaldinho le mandó un mensaje a Podolski, posible rival de Brasil en semifinales