Noticias BSC|16 abril, 2013 10:43 | 6.913 Leídas

Castillejos, Olmedo y el Kitu serán indiscutidos

Es muy probable que Gonzalo Castillejos, Nicolás Olmedo y Damián Díaz sean los fijos de Costas

Gustavo Costas reservará a algunos de sus jugadores clave de cara al intrascendente choque de Copa Libertadores contra Nacional de Uruguay, pero si incluyó a Damián Díaz en su lista de dieciocho jugadores concentrados.

El chip ya se cambió en el Ídolo del Astillero. La temprana eliminación en la edición 2013 de la Copa Libertadores de América quedó atrás para cada uno de los Toreros, que ahora trabajan metidos de lleno en recortar distancias con el puntero de la Serie A Ecuatoriana, el Club Sport Emelec.

Los futbolistas canarios que presentaron un mayor desgaste en el triunfo por la mínima sobre El Nacional, cumplieron este lunes con un trabajo de orden regenerativo, mientras que el resto de la plantilla efectuó una práctica futbolística ante la categoría Sub 18.

Mientras Jayro Campos continuó trabajando en forma diferenciada siguiendo al pie de la letra su rehabilitación, Michael Jackson Quiñónez, Hólger Matamoros, Juan Carlos Paredes y José Ayoví tuvieron distintas sesiones de fisioterapia.

Finalizada la práctica, Gustavo Costas confirmó la lista de dieciocho jugadores que concentrarán para el choque de este miércoles contra Nacional de Uruguay. Ni Frickson Erazo, ni Michael Arroyo, ni Ariel Nahuelpan, están en la lista de concentrados.

Es muy probable que Gonzalo Castillejos, Nicolás Olmedo y Damián Díaz sean los fijos de Costas para jugar con Nacional de Uurugay.

Fuente: Planetamarillo

Dr Bosco “En un mes aproximadamente estaría la hormiga en cancha”

“Pensar ahora en ese Clásico lindo en Guayaquil”

El Monumental estrena sistema de cámaras controlado en Ecu 911

Ischia y Zubeldía buscan algo más que tres puntos

El arbitraje "perjudica" al Ídolo

Marco Muzo línea1: “Diego Lara no tuvo nada que ver en esa jugada, yo sancioné el Gol”

Ischia : “Hoy no jugamos mal" Independiente 0 Barcelona 0.

Saritama afirma que la Católica es un rival complicado