Noticias BSC|30 abril, 2013 10:52 | 3.252 Leídas

Después de 7 años Barcelona vuelve a golear

Los canarios se alistan para visitar al Deportivo Cuenca

Los dos goles de Damián Díaz y el tanto de Ariel Nahuelpán representaron el domingo pasado una victoria 3-0 de Barcelona sobre Liga de Quito, en el estadio Monumental. Los amarillos no lograban un marcador así de amplio sobre los albos, en Guayaquil, desde el 2006.

El 27 de agosto de hace siete temporadas los canarios golearon 3-0 a los azucenas con tantos de los paraguayos Derlis Florentín (+) y Diego Salvaje Martínez y el colombiano Elkin Soto, en el escenario torero.

Para el defensor Frickson Erazo, ante Liga Barcelona “más que (recuperar) la confianza fue la eficacia. José (Ayoví) tuvo dos jugadas calcadas y terminaron en goles; a Carlitos Gruezo le hicieron un penal y lo marcó Nahuelpán”, dijo ayer Erazo, tras la práctica.

“Quizás en otros partidos tuvimos más llegadas, sin embargo, no pudimos embocarlas. Ayer (domingo) tuvimos eficacia y personalidad para poder convertir”, agregó el zaguero.

Erazo, que ante los albos no actuó por acumulación de tarjetas amarillas, resaltó la labor de sus compañeros. “El equipo estuvo sólido en defensa, muy bien en la ofensiva y eso habla de que a Liga se le ganó bien. Estamos creciendo, ganando mucho en confianza”, precisó.

Los canarios se alistan para visitar al Deportivo Cuenca, en el Alejandro Serrano Aguilar (este viernes, a las 19:15, por oficializarse). Para medir a los morlacos no tendrán a Michael Arroyo, quien debe cumplir un último partido de suspensión.

 

Fuente: El Universo

Stalin Motta está cerca de fichar por Barcelona

Stalin Motta llegó para el Barcelona

Se abre la octava fecha local

Barcelona vs Cuenca tuvo la mejor asistencia de la fecha 9

Selección de Ecuador lista para el microciclo previo al Mundial

Ischia: “Nos encontramos con un rival que resultó superior en varias ocasiones”

Con lo que gastó el Real Madrid por James, San Lorenzo hará su estadio nuevo

El puntero es frenado con goleada en su propio estadio