Noticias BSC|2 mayo, 2013 8:57 | 3.209 Leídas

Festejaron con pollo asado y fútbol

Encalada disfrutando del almuerzo con Esteban Caicedo, Milko Hurtado, Kevin Mina, Wálter Molina, Elvis Brunes y Guillermo Mina.

Con fútbol y pollo asado los jugadores juveniles y reservas festejaron los 88 años del Ídolo del Ecuador. Recién empiezan, pero aseguran que ya sienten la “amarilla” de Barcelona y por eso se sentaron junto a su padrino Ángel Encalada para “desbaratar” un pollito con arroz, menestra y patacones.
“Ya somos barcelonistas y nos rompemos por la camiseta del Ídolo”, dice Wálter Molina Torres, pariente de Wálter Ayoví, quien juega de volante y antes de enrolarse al cuadro “canario” jugó en la selección de Guayas. A ese pensamiento se suma el defensa Milko Hurtado Jaramillo de 18 años que llegó al restaurante “Pollos a la brasa Barcelona” acompañado de Guillermo Mina, Elvis Brunes, Kevin “Chiquito” Mina, Esteban Caicedo. Luego se sumaron Kevin Torres, Anderson “Musa” Ordóñez, Cristhoper Suárez, Héctor Ibarra y compañía.
“Barcelona es Barcelona y hay que celebrar los 88 años como se merece”, comentaba Milko Hurtado, exjugador de Alfaro Moreno, mientras le metía cuchillo al sabroso pollo asado.

SU PADRINO FELIZ
Los muchachos agradecieron el gesto de Ángel Encalada, bautizado como el padrino de las formativas del equipo “torero”. “Yo amo a Barcelona y siempre apoyaré al equipo no solo alentándolo desde la tribuna, sino dándole todos los días la alimentación de manera gratuita a los juveniles”, sostiene Encalada, propietario de Pollos a la brasa Barcelona, nominado por la dirigencia como el restaurante oficial del equipo “torero”. “Aquí llegan juveniles y hasta los del primer equipo.Por ejemplo venía desde muy pequeñito Anderson Hurtado y me dio una alegría inmensa verlo de titular ante Liga de Quito”, sostuvo Encalada.

LE DEDICARON PARTIDO

Los jugadores de la reserva de Barcelona no solo que compartieron un almuerzo con su padrino, sino que también le dedicaron el partido que jugaron ayer en el Monumental ante Deportivo Cuenca. Y eso por poco le arranca lágrimas al lojano Ángel Encalada que llegó a Guayaquil a los 14 años.
El padrino de las formativas del Ídolo recuerda que cuando recién llegó al puerto principal, ahorraba para ir al estadio a alentar al Barcelona. Nunca olvidó a su equipo  ni en las buenas ni en las malas. Cuenta que de muchacho soñaba con ser futbolista y defender los colores de su equipo. Siempre quiso ayudar a su club, pero recién lo pudo hacer en el 2007 durante la presidencia de Eduardo Maruri, cuando pidió que le abran espacio para aportar y desde allí los jugadores juveniles almuerzan gratuitamente en su restaurante de Sucre y Boyacá todos los días. “Siempre me ha gustado ayudar”, sentencia el hincha número 1 del cuadro “amarillo”, que ayer botó la casa por la ventana en sus 88 años de vida institucional.

Fuente: Extra

Solo faltó el gol en la Noche Amarilla

Juan Carlos Paredes fue operado de una apendicitis, estará fuera de las canchas entre 3 y 4 semanas

Barcelona tiene la camiseta más bonita del campeonato Ecuatoriano de futbol.

Nieto sintió nueva molestia física

¡Esterilla por Motta en 4-3-3!

Barcelona pedirá "sanción" para Lara

Laurito: “Si no se resuelve este problema tendría que regresar a la Católica”

Ecuador parte este lunes rumbo a Brasil: Programa de actividades de la ‘Tri’ en el mes de junio