Noticias BSC|20 mayo, 2013 9:19 | 2.514 Leídas

Solo cinco minutos necesitaba el “Loco”

El ariete argentino despertó en el segundo tiempo y aprovechó su presencia física para imponerse ante los zagueros ‘millonarios’.

Barcelona extendió a 12 el número de partidos que no pierde ante su tradicional rival, Emelec, al que derrotó ayer 2-0 en el estadio Monumental en el cierre de la fecha 17 del torneo local.

Si bien el récord lo mantienen los ‘azules’ -con 14 cotejos- el resultado de ayer también ratificó la supremacía del técnico ‘torero’ Gustavo Costas’ sobre su tocayo, Quinteros, que aún no sabe lo que es ganar un clásico.

En lo que respecta al compromiso, que fue el 199 entre ‘amarillos’ y ‘eléctricos’, Emelec volvió a lucir desprolijo. Con un solo hombre en ataque, Marlon De Jesús, fue fácilmente absorbido por la marca de los centrales.

No obstante, el artillero ‘azul’ pudo burlar a Frickson Erazo, en el minuto 8, pero su remate fue débil y lo controló sin problemas el golero Máximo Banguera. Fue la más clara opción de Emelec, que en la primera etapa contó con más oportunidades de gol.

Pero la falta de definición nuevamente se hizo presente en los dirigidos por Quinteros. En cambio, Barcelona no contó con muchas llegadas, ya que la dupla que tuvo por el costado derecho -Juan Carlos Paredes y Pablo Velasco- no pudo superar a un inspirado Óscar Bagüí. Con el marcador empatado sin goles los equipos se fueron al descanso.

Para la etapa complementaria, Barcelona salió más decidido y encontró en su delantero, Ariel Nahuelpan, a su jugador más desequilibrante, que solo necesitó de cinco minutos de inspiración para liquidar el encuentro.
A los 48’ un centro desde el costado derecho fue  aprovechado por el ‘Loco’ para vencer la resistencia de Esteban Dreer. La hinchada estalló de júbilo.

Cuando aún se celebraba la primera conquista, nuevamente Nahuelpan apareció para explotar un centro de Michael Arroyo, esta vez, desde la izquierda, y así vencer a Dreer y aumentar la ventaja.

Los goles golpearon anímicamente en los ‘azules’, que no tuvieron reacción y más bien permitieron que el rival se crezca y cuente con innumerables ocasiones para aumentar el marcador, pero apareció el golero Dreer para convertirse en figura.

Al minuto 71, Emelec se quedó con 10 hombres por expulsión de su capitán, Pedro Quiñónez, que agredió a Damián Díaz, evidenciando así su impotencia.

Los minutos finales fueron de exhibición. La hinchada ‘amarilla’ cantaba el ‘ole’ hasta que el árbitro decretó el final de la contienda.

marcador12

Fuente. PP El Verdadero

La primera fecha del torneo se jugará en seis ciudades

Un duelo inédito entre dos estilos diferentes

Brasil 2014 tiene una media de 2,94 goles por partido

Bosnia superó 3-1 a Irán en su despedida mundialista

Árbitros y horarios para la fecha 18 del Campeonato Ecuatoriano

Tibio empate en el monumental

Conmebol cuidará las cuatro plazas y media para los Mundiales

Urrutia llevó a su hijo al Monumental